Datos para viajar a las Torres del Paine

Publicado el Jueves 27, Febrero 2020 en Recomendaciones

Sin dudas, uno de los imperdibles de los turistas al momento de conocer Chile, es volar hasta el extremo austral, y conocer las majestuosas Torres del Paine. Como no es cualquier viaje, les dejamos nuestras recomendaciones y datos más importantes a tener en cuenta al momento de embarcarse en esta singular aventura en uno de los Parques Nacionales más famosos de nuestro país.

Cómo llegar

En avión:
Si viajas desde Santiago, la forma más rápida de llegar es tomando un vuelo a Punta Arenas, el cual dura aproximadamente 3 horas y media. Actualmente hay varias líneas aéreas que realizan este tramo, las cuales puedes ver aquí. Al llegar a este lugar, se debe tomar un bus o arrendar un auto y viajar 3 horas más hasta Puerto Natales, la ciudad más cercana para poder entrar al Parque Nacional Torres del Paine. Y para quienes no quieran llegar hasta Punta Arenas, el año pasado dos aerolíneas low cost comenzaron a operar directamente hasta Puerto Natales, las cuales puedes ver acá. Eso sí, los vuelos son menos frecuentes, y a un precio más elevado.

En barco:
Para aquellos que dispongan de más tiempo, también está la opción de llegar a Puerto Montt, y navegar hasta Puerto Natales. Es un viaje que dura aproximadamente 3 días pero que sin dudas vale la pena, ya que el recorrido pasa por los fiordos patagónicos, el cual es un espectáculo sin igual.

Desde Argentina:
Si vienen de Argentina, pueden arrendar un auto o tomar un bus desde la ciudad de El Calafate, la cual se encuentra aproximadamente a 430 kilómetros de distancia hasta la puerta de entrada al Parque. 

 

Mejor época para visitar el parque

Sin dudas, la mejor época para visitar el parque es en verano, debido al buen clima, y donde también hay más horas de luz para realizar las caminatas en los senderos, las cuales toman bastantes horas. Sin embargo, en esta época hay una afluencia alta de público, y además, las tarifas del parque, los alojamientos y el transporte incrementan en sus precios, siendo también, la época más cara para visitarlo. Si deseas viajar en verano, te recomendamos reservar con anticipación, para que luego puedas evitar cualquier tipo de problema.

El otoño también es una muy buena época para visitar las Torres del Paine, ya que no podemos encontrar tantas multitudes, y el espectáculo del paisaje revestido de colores otoñales sin dudas es por lo bajo, maravilloso. A pesar de que los días siguen con un clima bastante agradable, las noches comienzan a ponerse mucho más frías, en donde la posibilidad de que llueva, o incluso caiga nieve, son inevitables. También hay que tener en cuenta que ya hacia finales de mayo, los hoteles, campings, y algunas áreas del parque, cierran debido al clima inestable, por lo que si se decide viajar en otoño, es importante planificar teniendo esto en consideración.

Puede que el invierno no sea el momento ideal para visitar el parque, ya que las condiciones metereológicas pueden no ser las mejores. Además, el parque se encuentra cerrado en esta época, excepto para algunos excursionistas profesionales. Pero, ya que el interés por visitar las Torres del Paine en invierno ha crecido exponencialmente, han comenzado a abrir sus puertas en algunas ocasiones para realizar actividades y excursiones con algunas empresas autorizadas. Cabe destacar que las instalaciones, como hoteles, campings y refugios se encuentran totalmente cerrados, por lo que no hay forma de poder alojar dentro del parque.

Si quieres gozar del clima agradable, pero sin las grandes multitudes que acuden en el verano, te recomendamos visitar el parque en primavera, y podrán deslumbrarse con la vegetación que ya comienza a aparecer. La desventaja, es que durante los primeros días podrían haber sectores del parque que no estén abiertos, y también, las noches suelen ser bastante frías, incluso podrían haber nevadas, lo que dificulta cualquier tipo de actividad si no eres un profesional.

Lo que sabemos con certeza, es que en cualquier época del año las Torres del Paine lograrán dejarlos impresionados, ¡es un espectáculo que no pueden perderse!
 


 

Dónde dormir

Para aquellos que van a realizar los circuitos, y no cuentan con un presupuesto elevado, lo ideal es llevar sus implementos de camping como carpa, cocinillas y sacos de dormir. Los campings cuentan con instalaciones adecuadas para poder cocinar, y con baños. La desventaja, es que al ir más cargado, quizás los circuitos se hagan más pesados. Y aunque también en algunos campings se pueden arrendar ciertos implementos, como las carpas, siempre está el riesgo de no encontrar disponibilidad.

A quienes no les gusta dormir en carpa, pueden optar por dormir en los refugios, que cuentan con todas las comodidades para poder descansar luego de un largo día de trekking. También, hay algunos que cuentan con bares para así poder conocer a otros viajeros. Eso sí, los refugios son bastante más caros que acampar, pero cuentan con la ventaja de viajar ligero. Además, hay que reservar con bastante antelación, ¡los cupos vuelan!

También está la opción de alojar en hoteles que se encuentran dentro del parque, que cuentan con 4 a 5 estrellas, así que si el presupuesto no es tema, esta es una excelente opción a la hora de viajar a las Torres del Paine, ya que se puede estar con todas las comodidades, y disfrutar de las impresionantes vistas que entrega el parque. ¡Seguro es una experiencia que vale 100% la pena!

 

 

Qué llevar

Al contrario de lo que uno puede pensar, mientras menos cosas se lleven, mejor, ya que al momento de estar realizando los circuitos, lo ideal es no ir tan cargado, por lo que es recomendable llevar sólo lo indispensable. Como mencionábamos anteriormente, a pesar de que cada mochilero puede llevar sus implementos de camping, hay algunos refugios que los arriendan, para de ésta forma hacer más amena la caminata entre un lugar y otro. Sí es completamente necesario llevar calzado y vestimenta adecuada, ya que se enfrentarán a diversas temperaturas, desde las más cálidas, hasta las más extremas, como lluvias torrenciales, fuertes vientos, y nevazones. Así que lo ideal es llevar vestuario que sea impermeable, respirable, y cómodo.

 

Tarifas del parque

Hay diferentes tarifas para ingresar al parque, y van variando según la edad, o si el turista es chileno o extranjero. Cabe mencionar que desde el 1 de enero de este año los precios de ingreso al parque incrementaron. La temporada alta va desde el 1 de octubre al 30 de abril, y la temporada baja desde el 1 de mayo, y se extiende hasta el 30 de septiembre. 

Los precios actualizados de entrada al parque son los siguientes:

Temporada alta

  • Adulto nacional (+18 años): $7.000
  • Adulto extranjero (+18 años): $25.000
  • Adulto nacional o residente con discapacidad (+18 años): $3.500
  • Niño nacional, residente, extranjero y con discapacidad hasta 11 años: Entrada liberada
  • Adolescente nacional o residente 12- 17 años: $3.500
  • Adolescente extranjero 12 - 17 años: $12.500
  • Adolescente con discapacidad 12 - 17 años: Entrada liberada
  • Adulto mayor nacional o residente (+60 años): Entrada liberada
  • Voucher para más de 3 días (Nacional): $10.000
  • Voucher para más de 3 días (Extranjero): $35.000

Temporada baja

  • Adulto nacional: $4.000
  • Adulto extranjero: $11.000
  • Adulto nacional o residente con discapacidad: $2.000
  • Adulto extranjero con discapacidad: $2.000
  • Niño nacional (-6 años): Entrada liberada
  • Niño extranjero: $1.000
  • Niño nacional entre 6 y 18 años: $1.000
  • Niño nacional con discapacidad: Entrada liberada
  • Adulto mayor nacional: $1.000
  • Niño extranjero con discapacidad: Entrada liberada

 

Circuitos

El parque cuenta con 227.298 hectáreas, por lo que lleva días recorrerlo completo. Y a pesar de que se pueden tomar tours por una pequeña cantidad de días, generalmente 3, aquellos que son más aventureros suelen hacer los trekkings llamados “W”, y “O”.

El circuito W suele tomar de 4 a 6 días, y a pesar de que no requiere grandes destrezas físicas, si se debe contar con una resistencia mínima. Aunque se puede realizar en varios sentidos, la ruta más popular es comenzando por el Refugio Grey, pasando por el Paine Grande, luego al Valle del Francés, Campamento chileno, para finalmente acabar la travesía en la Base Torres, entregándole el broche de oro a un viaje que les aseguramos nunca van a olvidar. 

El otro circuito que se puede realizar, es el de la O. A diferencia de la W, el circuito O es para viajeros que tengan una resistencia considerable, ya que es un recorrido de 93 kilómetros que pasa por los puntos más importantes del parque. Además, toma de 7 a 9 días aproximadamente. La caminata comienza en el Refugio Serón, para luego llegar a Dickson. Aquí se llega, según los mismos mochileros que realizan el circuito, al punto más complicado de la ruta, el Paso John Gardner, que es el punto más alto de todo el recorrido, pero que al final entrega una recompensa sin igual: una vista a los Campos de Hielo Sur que definitivamente deja sin aliento. Luego de este gran desafío, y tras pasar por el Campamento Los Perros, Glaciar Grey y Valle del Francés, termina la ruta con la gran subida a Base Torres, que en este punto, ya todos se dan por pagados debido a la majestuosidad que entrega el paisaje.

 

 

Chile tiene muchísimos lugares por conocer, pero viajar a la región más austral del país, visitar el Parque Nacional Torres del Paine y ver por uno mismo una de las postales naturales más famosas del planeta, debe ser una de las cosas que hay que hacer antes de morir, sin duda.




BUSCA TU VUELO

Origen - Ingresa ciudad, país o región
Destino - Ingresa ciudad, país o región
Aún no decidí fecha